Postura del Colegio ante el reciente nombramiento del nuevo Contralor

Conforme a Resolución #5 aprobada en Asamblea General del Colegio de CPA el 5 de septiembre de 2020, la Junta  de  Gobierno  del  Colegio  ha solicitado tanto a la exgobernadora como al gobernador actual, Hon. Pedro Pierluisi, y a la Asamblea Legislativa en funciones, que la próxima persona nombrada y confirmada como Contralor de Puerto Rico sea un CPA que reúna la preparación académica, experiencia técnica, credenciales y competencias del más alto calibre; así como que coincidan y hayan estado vinculadas a las tareas y funciones que el cargo exige. Además de los atributos profesionales que un CPA con experiencia trae a la mesa, los CPA se distinguen por su excelencia y ética profesional, así como por la calidad de sus servicios. Asimismo, tienen que cumplir con rigurosos cánones de ética e independencia además de los estrictos requisitos de educación continuada para garantizar su competencia profesional en todo momento.

La Ley Orgánica del Colegio de CPA establece como uno de nuestros deberes el cooperar con las entidades gubernamentales en todo aquello que sea de interés mutuo y beneficioso al bienestar general. Por más de cuarenta años, nuestra institución se ha distinguido por sus continuas colaboraciones para el bienestar económico y social de nuestro país. Con esta encomienda presente, el Colegio de CPA se ha puesto a la disposición de los legisladores para, que con su conocimiento y experiencia, ayudarlos en la tarea que les ha sido delegada para la evaluación de la designación del Sr. Manuel Torres como nuevo Contralor de Puerto Rico.

La Comisión de Nombramiento del Senado y la Comisión de Gobierno de la Cámara de Puerto Rico han o estarán celebrando vistas públicas sobre el nombramiento del Sr. Torres. A pesar de no estar citados para deponer, representantes del Colegio asistieron a la vista pública del Senado por un lado y entregaron copia de nuestra ponencia junto a carta de trámite. Por otro lado, en el caso de la Cámara, la Comisión nos solicitó una ponencia aún cuando tampoco fuimos citados. También incluimos una carta de trámite.

Según hemos expresado anteriormente, desde nuestra perspectiva para el bienestar económico de nuestro País, el Colegio de CPA no puede endosar este nombramiento al puesto de Contralor de Puerto Rico ni de cualquier otra persona que no cumpla con los requisitos y competencias indicados en las ponencias.